Skip to main content

Facebook Twitter Instagram Youtube Llamar desde Ecuador Desde Ecuador 1700 500 800 Desde USA 1800 430 2471

Un sismo que conmovió el corazón de TAME EP

el .

noticia terremoto 16 4 17

Un sismo que conmovió el corazón de TAME EP

Terremoto de Manabí: la experiencia de pilotos, tripulantes de cabina y otros funcionarios de la aerolínea.
 
Al igual que muchos ecuatorianos las vidas de Juan Carlos Andrade, María José Enríquez, Esteban Guerrero, Andrés Villarroel, Adrián Vizcaíno y Giovanni Aguilar, integrantes de TAME EP, dieron un giro rotundo en abril del 2016.

noticia terremoto 16 4 17 01En la madrugada del domingo 17 de abril del 2016 el CCO (Centro de Control Operativo) de la aerolínea ecuatoriana organizó al grupo de sobreaviso que realizó el primer vuelo después del terremoto de 7,8 grados que sacudió al país afectando, especialmente, a las provincias de Manabí y Esmeraldas.

Nuestro avión Airbus A319, con capacidad para 145 pasajeros partió desde Quito cerca de las 05:30 transportando a miembros de la Policía Nacional, Cruz Roja y Bomberos de Quito. Juan Carlos Andrade estaba en el equipo que coordinó el trabajo desde el CCO. “Coordinamos el primer vuelo en un avión con capacidad de carga mucho mayor ya que se debían transportar varias herramientas del personal especializado que viajó: llevaron 950 kilos”.

noticia terremoto 16 4 17 03Haciendo un repaso de ese día, Andrés Villarroel, tripulante de cabina, comenta que para los vuelos se designa la tripulación establecida, la de reserva que se activa por contingencia y la de sobreaviso que es como la tercera opción o el plan C. “Para no afectar las asignaciones determinadas se decidió que nosotros viajemos”.

Pese a que la torre de control y las instalaciones del aeropuerto internacional Eloy Alfaro, de Manta, estaban afectadas por el movimiento telúrico, el aterrizaje se dio sin inconvenientes. El comandante Giovanni Aguilar fue el encargado de pilotear la aeronave. “La primera sensación de alivio que tuvimos en el vuelo fue que alguien contestó la frecuencia de la torre de control de Manta. Era una gran ayuda, pues con exactitud sabíamos que podíamos aproximarnos y aterrizar”.

noticia terremoto 16 4 17 06El piloto rememora que ya cuando pudieron aterrizar apreciaron la magnitud del evento. “Aquellas instalaciones que eran familiares para los pilotos estaban en el suelo. Luego me di cuenta que la persona que contestó la frecuencia de Manta estaba transmitiendo desde un costado del “taxi way”, seguramente con un equipo móvil y de emergencia”.

noticia terremoto 16 4 17 08María José Enríquez, otra de las tripulantes de cabina de ese vuelo, recuerda que el  sistema de aterrizaje instrumental (ILS por sus siglas en inglés: Instrument Landing System) nunca dejó de funcionar; “se mantuvo la comunicación con la torre de control de Guayaquil hasta empezar la aproximación. Una vez que aterrizamos, un avión militar nos direccionó al lugar de estacionamiento”.

Cuando se abrieron las puertas del avión, dice Enríquez, en la plataforma estaba un grupo de militares organizándose para prestar ayuda en los lugares afectados. Además se esperaba a la gente que viajó con nosotros para poder iniciar las labores de búsqueda y rescate. “Al llegar al lugar, al primera impresión fue de soledad e incertidumbre; el ambiente estaba lleno de tristeza; era como estar en un sueño, algo no real”.

En el tercer avión enviado por TAME EP, ese mismo día, ya regresaron los pacientes declarados prioritarios: llegaron a Quito 44 pasajeros adultos, 7 niños y 2 infantes (menores de 2 años). Andrade añade que además de la ayuda con los aviones, el personal de TAME EP colaboró con la gente que llegó de Manta. “Recuerdo que una señora estaba con sus tres hijos, todos pequeños, sin saber a dónde ir porque no conocían Quito. Tenía un papel con un número telefónico. Coordinamos con la Cruz Roja para que puedan ser trasladados al hospital Baca Ortíz”.

Pnoticia terremoto 16 4 17 05ara los vuelos de ese domingo, el control para los aviones se realizó a través de una radio, desde una camioneta instalada cerca de la pista. Pasado el mediodía, cuenta Andrade, se instaló la torre móvil que estaba en el aeropuerto y pertenecía a la Base Aérea de Estados Unidos.
Apenas el 25 de abril del 2016, el aeropuerto recibió su primer vuelo comercial después del terremoto.

Tras el movimiento telúrico y dentro de la contingencia nacional, el aporte de TAME EP se dio a través de vuelos humanitarios gracias a los que se pudo transportar a 2.717 voluntarios desde Quito y Guayaquil; 281.515 kilogramos de carga (vituallas, artículos de primera necesidad y de aseo, donativos, herramientas y equipajes). Además se facilitó la evacuación de 2.436 personas que requerían atención médica especial.

noticia terremoto 16 4 17 10Gracias al esfuerzo y entrega de cada uno de los miembros de la aerolínea, ya sea en tierra, en administración, en mantenimiento y desde cada punto cerca o lejos del aeropuerto, se pudieron realizar 54 vuelos humanitarios, por eso, incluso se realizó una campaña de donación de víveres para llegar con las manos llenas de esperanza, por todo eso, en este momento queremos agradecer su vocación de servicio, su mística de trabajo y su gran ayuda para socorrer y dar esperanza a nuestros hermanos que vivieron el terremoto hace un año.

Las cifras nos sirven para medir de alguna forma el trabajo realizado en equipo, pero más allá de ese importante índice queda la satisfacción de la labor de un equipo que permanece unido y fortalecido ante los retos que nos presentan las circunstancias.

¡Bien TAME EP!

Textos: Dalia Montalvo, Johana Jiménez. Fotos: Archivo Tame EP - Juan Carlos Andrade

Gerencia de Comunicación y Relaciones Públicas
Tame EP